Oyer Corazón

Diseñador; a veces reflexiono, flexiono, reflexiono.

MI TARJETA YA NO ME REPRESENTA

Esta semana en la Valencia Design Week estaré de nuevo rodeado de la flor y nata de los “periodistas y bloggers sobre diseño”, entre los que (equivocadamente, ni hace falta señalarlo) me incluyen, lo cual es, aparte de un honor y todas esas cosas, una gozada porque te tratan a cuerpo de rey. Como soy nuevo en la profesión, nunca me di cuenta de lo bien que se trata a la prensa, y estoy encantado con ello.
Claro que no estoy aquí como diseñador, sino como blogero/periodista (tengo un blog, cierto, y un programa semanal sobre diseño en Radio5), lo cual me lleva a pensar en esta especie de pluri-empleo esquizoide que invade nuestra sociedad actual. Hoy en día, sólo con echar un vistazo a tus contactos de Linkedin, te das cuenta que casi todos estamos en veinte fregados a la vez (sorry, Google Translator ;-)) Asociaciones, Clubs de Emprendedores, en varias empresas simultáneas, Hubbits, diseñadores, profesores, directores de workshops, ponentes en extraños lugares, presentaciones, jurados, comisarios, artistas (bueno, lo típico esto de que un amigo te pide que hagas algo artístico, porque como eres creativo)… Leía en la página de Base Design que se han especializado en no especializarse, y creo que está dicho de manera luminosa.
No creo que tenga que ver con el intrusismo sectorial, ya he explicado antes porqué a un diseñador gráfico le encargan diseñar unas zapatillas (a veces, claro), sino con que realmente nuestro cerebro está diseñado para hacer inteligentemente cosas muy diferentes.

Lo importante en el Diseño no es el Diseño

digo a veces para llamar la atención. Lo importante en el Diseño, y en todo el entorno que nos envuelve, es el Cerebro.
Por lo cual, además de diseñador, soy blogger/periodista, y, efectivamente, mi tarjeta ya no me representa ¿cómo podría? se volvería absolutamente esquizofrénica; o me obligaría a llevar varias tarjetas diferentes, (cosa que juré no volver a hacer tras el alta médica por múlitple personalidad). Pero, sobre todo, lo peor de esta tarjeta mía es lo de llamarse “tarjeta de visita“… ¿Puede haber algo más caduco? Visita nos remite al concepto tan espantoso de Salón de las Visitas... me entran sudores fríos solo de recordarlo.
Y llego ya a la maldita conclusión final. ¿Quién soy? Y, para colmo de males, llega Twitter, y me atrapa con sus encantos. ¿Quiénes somos en nuestros perfiles? Ya cada uno de nosotros nos representamos y tenemos un altavoz conectado a quien quiera escucharlo (y, asombrosamente, hay quien escucha!). Ahora opinamos libre y aleatoriamente sobre cuestiones de trabajo, de amigos, de familia, de neurociencia, de alerta nuclear, sobre tipografía en los carteles de Almodóvar, hasta items tan apasionantes como los pelos de las orejas… ¿Quién es cada uno? ¿Cómo puede una tarjeta representarme en tantas facetas?

Y, la pregunta del millón, si consiguiese una Tarjeta que de verdad me representase:

¿me seguiría yo a mi mismo?

Links:
La flor y nata del periodismo/bloggers sobre diseño, en el FEED de la VDW; como os decía, impresiona ¿no?

1.Coolhunting. Nueva York.
2.Core 77. Nueva York. 
3.Dei Digital. Sevilla. 
4.Del Tirador a la Ciudad. Madrid.
5.Dailytonic. Suiza. 
6.Designboom. Milán.
7.Designspotter. Colonia.
8.We heart. Londres.
9.Diario Design. Barcelona.
10. Diseño Sensato. Madrid.  
11. Experimenta. Madrid. 
12. Fubiz. París. 
13. Graffica. Valencia.
14. Inspire me now. Varsovia. 
15. Koikoikoi. Genova.
16. Mocoloco. Canadá. 
17. Noquedanblogs. Santiago de Chile.
18. Style Park. Frankfurt. 
19. Treehugger. Nueva York. 

Jose Carlos León y sus post No me toques los Bloggers
Guillewritter en Dime tu Bio y te diré quién no eres

Pese a todo lo dicho, esta vez como Diseñador, sigo defendiendo la Tarjeta de Visita como Estrategia, por supuesto.

2 comentarios el “MI TARJETA YA NO ME REPRESENTA

  1. Gabriel Navarro Pérez - Hamilton
    septiembre 26, 2011

    Querido Oyer,
    Brillante reflexión! Entonces… ¿volvemos al renacimiento? Sería bueno después de ese afán de especialización que ha imperado en los últimos años y que nos ha atrofiado habilidades o conociemientos fundamentales para tener una visión más amplia, del diseño, por ejemplo.
    Un abrazo muy fuerte.

    • Oyer Corazón
      noviembre 12, 2011

      Gracias por el comentario, Gabriel, y disculpa la demora en responder!!
      Ya me gustaría, ya, volver al renacimiento ahora que lo mencionas; aunque, pénsandolo bien, ¿no te da la impresión de que es muy probable que lo siguiente sea un “renacimiento”? Siempre, como humanos, tenemos la sensación de que las cosas TIENEN que cambiar, y realmente viendo los días que vivimos… uno tiene la impresión de que se avecinan cambios profundos y estructurales (y lentos, por cierto, no perceptibles en el corto-medio plazo); ¿y, de ser así, podría ser considerado un renacimiento?

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada el septiembre 20, 2011 por en Featured.

Todos los Posts

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.310 seguidores

Actualizaciones de Twitter

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 1.310 seguidores

%d personas les gusta esto: